No siempre sigo el mismo proceso para realizar mis ilustraciones porque las ideas pueden sorprenderte en cualquier parte, sin embargo, siempre empiezo con un pequeño boceto a mano en un  cuaderno que siempre llevo conmigo.

Después paso al ordenador. Normalmente utilizo un programa vectorial, como illustrator, y suelo empezar dibujando los trazados generales de la ilustración.

 

 

La elección de los colores a veces es muy evidente, como en este caso, ya que los pingüinos tienen un aspecto muy característico. Aún así, siempre hay margen para experimentar y es una de las partes en las que empleo más tiempo.

 

 

El siguiente paso es añadir los detalles que darán vida al dibujo: los ojos, el pelo, alguna sombra o pequeñas variaciones cromáticas… En este caso, estos detalles conforman la personalidad de los pingüinos como individuos, permitiendo que el observador les atribuya ciertas cualidades.

 

 

Finalmente añado el fondo si es necesario y, ¡ya está! ^^

¿Qué os parece?

En el portfolio podéis encontrar fondos de pantalla para el móvil de esta ilustración, espero que os guste.